2 diciembre, 2015

FUTURO DE LA RESDT

En un futuro este proyecto podría extenderse a otros países dentro de la Unión Europea; una posible opción sería Portugal, por su cercanía geográfica con España y las características culturales, medio ambientales y económicas compartidas. Hacer de este proyecto un proyecto europeo es un proceso complejo que la RESDT se plantea a largo plazo, pues se requieren herramientas de cooperación y coordinación entre países, con todas las dificultades y obstáculos que esto supone.

Los objetivos perseguidos por la RESDT, extendidos a un marco europeo, encajan con los objetivos que persigue la propia Unión Europea en aspectos como el desarrollo de las regiones, el mantenimiento y protección del medio ambiente, la disminución de la exclusión social o la colaboración entre países de la Unión, entre otros. Por todo ello, cabe esperar que exista algún plan a nivel europeo en el que el proyecto RESDT encuentre su lugar de actuación.

Actualmente, a nivel europeo cabe destacar la iniciativa Social Economy Europe (SEE), creada hace 15 años con la intención de representar los intereses de la economía social europea. Hoy en día, la economía social europea supone 2 millones de empresas, unos 14 millones de puestos de trabajo y el 10% de las empresas europeas. Las empresas y organizaciones de economía social son una parte esencial del modelo social europeo y juegan un importante papel  dentro de los objetivos de las políticas europeas, particularmente en materia de empleo, cohesión social, espíritu emprendedor, governanza, desarrollo local… a los cuales contribuyen activamente. Para consultar toda la información relativa a esta red europea de referencia en materia de economía social consulta su sitio web.

Así pues, debemos mirar hacia el futuro y, aunque queda aún mucho por hacer en este aspecto, es una idea viable de expansión del proyecto, con la que podría construirse una estructura de economía social sólida y eficaz en Europa.

futuro3