Galería

Casa Rural “La Alberca”

 

La construcción de esta casa data de finales del siglo XVII y fue reformada en dos ocasiones, la última en el año 2000, aunque se le han añadido más detalles en posteriores ocasiones. Se encuentra perfectamente amueblada con gusto exquisito como podrá observar en su interior con materiales y decoraciones artesanales típicos de la zona en la que se encuentra ubicada, y encontrará detalles que agradarán a sus sentidos en cada uno de los rincones de la casa.

Cuenta con dos pisos expuestos y otro subterráneo. En la planta baja podremos encontrar una luminosa cocina.

 

 

 

A continuación hay un amplio comedor, con mucha luz, donde poder comer o realizar cualquier otro tipo de actividad.

 

En la planta superior encontrará dos dormitorios, uno de ellos en el ático, y dos cuartos de baño.

 

 

 

 

 

También cuenta con un pequeño salón, con chimenea, muy acogedor. 

En el sótano, al que se accede por unas escaleras contiguas a las que acceden al piso superior, se encuentra la joya de esta casa: su piscina interior. Es, sin duda, la estancia estrella, y la razón del nombre de esta morada. Se trata de un antiguo sistema de recogida del agua de lluvia.

Esta magnífica piscina, cuenta con un sistema de climatización para que el agua se encuentre a la temperatura perfecta en cualquier época del año, para que así puedan sacarle el mayor partido, sea cual sea la temporada en la que hayan decidido visitarnos.Por último, debo hacer referencia a su ambiente hogareño, la tranquilidad de sus alrededores y la amabilidad de sus cercanas gentes.Todo dedicado para que nuestros huéspedes se encuentren como en casa y pasen una estancia agradable y que, por supuesto, guarden en su memoria muy buenos momentos y experiencias de su visita.